Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

“No hay extraَños, solo amigos que no conocemos”

Una maestra de la escuela intermedia a la que asistía cambió mi manera de pensar drásticamente cuando tenía 12 años. Lamentablemente no recuerdo el nombre de la maestra ni la materia que enseñaba pero nunca olvidaré cuando en mi primer día de clases de séptimo grado, entré al salon y me topé con un ‘poster’ que decía: “no hay extraños, solo amigos que no conocemos”. Me gustó esa idea y se quedó conmigo desde aquel entonces.